lunes, 16 de noviembre de 2015

Acerca de las varices


          
Las varices son venas enfermas que se tornan visibles y dilatadas ya que han perdido su elasticidad y su capacidad de retornar la sangre de vuelta al corazón, su localización por lo general está en los miembros inferiores.
Pero ¿Porqué se producen las varices? Si bien es cierto que un muy alto porcentaje de las personas que padecen de venas varicosas se debe a un factor hereditario, se presentan casos en donde éstas se generan debido al estilo de vida poco saludable e incluso causas como embarazo que puede empeorar un cuadro pre existente.            Son más frecuentes de lo que normalmente creemos, pueden afectar a hombres y mujeres, pero son las mujeres quienes las padecen con mayor frecuencia. Además de producir un cambio estético importante, también producen síntomas muy incómodos.
pueden afectar a hombres y mujeres, pero son las mujeres quienes las padecen con mayor frecuencia
            Entre los síntomas que presentan las personas que tienen varices tenemos: el cansancio y pesadez en las piernas, sobre todo al final del día, este cansancio se ve agravado si se utilizan zapatos altos, ropa ajustada o el permanecer mucho tiempo de pie o varias horas sentado. Este cansancio puede evolucionar a adormecimiento e incluso sensación dolorosa a lo largo de los músculos, por lo que es plenamente comprensible nuestro deseeo de querer eliminarlas.            Las personas que tienen varices saben que esta es una enfermedad progresiva es decir, con el paso del tiempo están van aumentando en número y en molestias. Al tratarse de una enfermedad estética y funcional se han estudiado diferentes medidas para prevenir su aparición, evitar su desarrollo y si finalmente las tenemos poder quitarlas.
            Aunque muchas personas prestan atención a las venas varicosas solo cuando estas afectan la estética de sus piernas (Y aunque este aspecto es bastante importante), en realidad se deben tratar más por salud que por simple aspecto físico. Las venas varicosas pueden evolucionar, hasta grados severos donde ya hay presencia de tromboflebitis, manchas en la piel  y úlceras, estados que exigen de intervenciones radicales.¿Se puede evitar el desarrollo de las varices?. Lo primero es detectar si tenemos o no la predisposición a tener varices, debemos saber si tenemos antecedentes familiares de varices en familiares cercanos, es decir en padres, hermanos, etc. También hay que diferenciar los síntomas de las varices con el cansancio normal de las piernas: Al presentar las molestias como el cansancio, pesadez, hormigueo e incluso dolor, debe descartarse si son o no los primeros indicios sobre la formación de venas varicosas.
          Si las varices ya son visibles en las piernas debemos saber que existen métodos para eliminarlas, la técnica normalmente utilizada ha sido la cirugía pero actualmente disponemos de otros tratamientos alternativos que pueden eliminar las varices sin cirugía, debemos recordar que estos procedimientos deben ser realizados por personal altamente calificado para que los resultados sean los mejores.
Consejos para evitar el desarrollo de las varices: Medidas Preventivas : “Prevenir siempre es mejor que curar”
  •     Debemos realizar procedimientos que favorezcan la buena circulación de las piernas como salir a caminar, esta demostrado que caminar al menos una hora al día mejora los síntomas de las varices y disminuye su progresión.
  •     Retomar los hábitos sanos y saludables, beber mucho agua, comer alimentos ricos en fibras y tener una alimentación balanceada, evitando sobre todo el sobrepeso ya que esta condición aumenta dramaticamente el desarrollo de varices.
  •     La bañera se puede convertir en un sitio ideal para realizar un hidromasaje, es muy sencillo, se toma la extensión de la ducha y se proyecta sobre la pierna alternando agua fría con tibia. Intentaremos evitar el uso de agua caliente.
  •     Otro tipo de masajes se pueden practicar con cremas o aceites incidiendo en los gemelos, esto combate la pesadez y el cansancio al final de día.
  •     Ejercitar las piernas: Existen ejercicios dirigidos a fortalecer el retorno venoso, estos ejercicios incluyen la movilización activa de las piernas para fortalecer la musculatura de las mismas.
  •     Es importante usar siempre un buen calzado. Los zapatos con tacones altos, deben ser reservados para ocasiones especiales, utilizarlos todos los días no solo es malo para la columna vertebral y deforman los pies, sino que eleva las probabilidades de desarrollar las venas varices o las agrava.


No hay comentarios:

Publicar un comentario